MÁS QUE TRADUCIR

En este artículo vamos a hablar acerca de lo que un traductor puede hacer por ti.

Los traductores profesionales somos personas completamente normales, pero además muy interesados en la cultura, el arte, la lectura, la historia, pero sobre todo amantes de los idiomas. Hemos dedicado muchos años (y continuamos) en el aprendizaje no solo de las lenguas, sino además hemos estudiado gramática, ortografía, etimología, traductología y traducción, que si bien parecen lo mismo, hay una diferencia.

La ETIMOLOGÍA es la disciplina filológica que estudia el origen de las palabras y la evolución de su forma y significado.

La TRADUCTOLOGÍA se basa en el estudio y los análisis de la teoría, la descripción y la aplicación del proceso de traducción e interpretación propiamente dichos.

La TRADUCCIÓN se basa en la transmisión por escrito de un determinado mensaje en una lengua a otra sin perder las características típicas de la lengua de origen con el fin de mantenerlas en la lengua de destino.

La función más destacada de un traductor, es la tarea de comunicar. Creamos puentes entre hablantes, lenguas y culturas diferentes llevando mensajes, transportando culturas, transmitiendo ideas…

Nataly Kelly, en su artículo en el Huffington Post y en su libro Found in Translation, nos explica cómo la humanidad depende de la traducción para su buen funcionamiento. Puede parecer una exageración, pero no lo es si tenemos en cuenta varios factores.

Los traductores estamos presentes en todas partes, pero en muchas ocasiones pasamos como “invisibles”. Seguramente el libro que lees por la noche, ha sido traducido, llegando hasta tus manos como a las de muchos más lectores.  Quizás la cena que disfrutarás hoy proviene de un libro de cocina el cual ha sido traducido. El libro de cuentos que les lees a tus hijos antes de ir a dormir, es muy posible que también haya sido traducido. En el mundo legal, los traductores profesionales tienen un papel esencial en la redacción de los tratados internacionales. La traducción contribuye enormemente a la economía porque las empresas, sobre todo las multinacionales, no pueden vender sus productos y servicios sin traducción.

¿Te gusta el cine? También un traductor audiovisual ha participado en el proceso de doblaje y de subtitulación de películas, series, documentales…pero además estamos presentes en los medios de comunicación: programas de televisión, periódicos, revistas, noticieros de televisión y radiales.

¿Usas con frecuencia el internet? Los traductores nos dedicamos a localizar, al igual que lo hacemos con un softwareprogramas informáticos y los tan populares videojuegos ¿Vendes? Tus productos pueden llegar a cualquier parte del mundo, ya que los traductores transcreamos anuncios publicitarios y turísticos.

Si te enfermas, sabes que el prospecto del analgésico que te recomienda el médico para que te alivies también ha sido traducido a fin de que el producto medicinal pueda ser comercializado y distribuido en tu localidad contribuyendo al mejor cuidado de la salud. La etiqueta de tu shampoo, el manual de instrucciones de esa máquina que solo lees cuando te da problemas, todo ha sido traducido

Aunque nuestro nombre no salga en ninguno de estos documentos, ¡estamos ahí! Y también traducimos tu vida: certificados académicos, partidas de nacimiento, contratos, de los cuales nos encargamos los traductores jurados.

Son innumerables, realmente, los aspectos en los cuales incide la traducción a diario. Sea que trabajemos de manera independiente o bien para agencias de traducción los traductores estamos ahí aunque no se nos vea ¡Es mediante la traducción que el mundo está a tu alcance!