¿CUÁLES SON LOS PROBLEMAS MÁS GRANDES DE TRADUCIR DE INGLÉS A ESPAÑOL O VICEVERSA?

Los problemas de la traducción son innumerables independientemente del idioma de origen y del de meta.

El español como lengua es marcadamente diferente del inglés, lo que hace que la traducción al español sea particularmente difícil. Es una lengua romance que está estrechamente vinculada al portugués y al italiano pero no al inglés. Las grandes diferencias en los dos idiomas hacen que la traducción español-inglés sea un trabajo desafiante, por lo que el traductor debe ser extremadamente cuidadoso al traducir un documento de español a inglés o viceversa.

Algunos de los retos u obstáculos a los que se enfrenta el traductor, entre otros, son:

ADJETIVOS: En español, a menudo se coloca un adjetivo después del sustantivo y no antes como en inglés. Al hacer cualquier tipo de traducción inglés-español, es muy importante recordar esta regla.

GÉNERO: Los sustantivos españoles tienen un género. Es decir, en el idioma español, cada sustantivo es considerado masculino o femenino.

NEGACIÓN: En inglés, la negación puede ser mucho más complicada de lo que tiene que ser. La variedad de prefijos, como ” “non-,” “un-,” “dis-,” “in-“ son a menudo necesarias para negar correctamente una palabra. A la hora de construir frases, también debemos tener cuidado de evitar el uso de dobles negativos. en español, es mucho más simple que esto. En una oración, por lo general, poner un “no” antes del verbo lo negará, y hay menos prefijos para confundirte. Cuando se hacen oraciones en español, se supone que se deben usar dobles negativos, en lugar de evitarlos. El inglés requiere que mezclemos palabras negativas y afirmativas, lo que puede crear confusión.

SUSTANTIVOS POSESIVOS: Los sustantivos posesivos no existen en español. En inglés, todo lo que tienes que hacer es poner un apóstrofe + “s” al final de un sustantivo y listo, lo has hecho posesivo.

EN ESPAÑOL, EL SUJETO DE UNA ORACIÓN A MENUDO NO TIENE QUE SER MENCIONADO: Al usar la conjugación apropiada en español, ya sabes el tiempo y el sujeto sin indicarlo explícitamente.

EN ESPAÑOL, EL VERBO “TENER” SE USA A MENUDO PARA EXPRESAR SENTIMIENTOS: En inglés, si una persona dijera “Tengo 20 años”, podríamos pensar que se refería a una sentencia de prisión. Sin embargo, de manera bastante inocente, cuando se traduce directamente al español, esta sería la manera usual para que una persona exprese su edad. En español, hay varios casos en los que se utiliza el verbo “tener” para mantener frases que se expresan con “to be” en inglés. Tener se utiliza a menudo cuando se habla de algo que se nos atribuye, o algo que estamos experimentando.

PREPOSICIONES: Hay menos preposiciones en español que en inglés. En inglés, se utilizan docenas de preposiciones para determinar la ubicación exacta en el tiempo y el espacio de un objeto. Las preposiciones definitivamente juegan un papel mucho más pequeño en español, con menos palabras. Para muchos casos en los que usamos “in”, “on” y “at” en inglés, sólo usamos la palabra “en” en español.

USO DE MAYÚSCULAS Y PUNTUACIÓN: Las mayúsculas y la puntuación son ligeramente diferentes en español.  Aunque gran parte de la puntuación sigue siendo la misma para estos dos idiomas, hay algunas pequeñas diferencias a tener en cuenta.   A veces se hace uso de  mayúsculas innecesarias en español.  En inglés, sólo hay puntuación al final de una oración, mientras que en español, cuando se hace una pregunta o se expresa emoción, la puntuación (interrogación) se coloca tanto al principio como al final de la oración (¿ -?).  Lo mismo sucede con las exclamaciones. (¡-!).

ORTOGRAFÍA: En el idioma inglés, podemos tener problemas de ortografía debido a lo irregular, difícil y poco intuitiva que puede ser la ortografía. En español, por lo general, deletrear una palabra es tan simple que casi siempre se puede lograr con sólo pronunciarla. Mientras que en inglés, las letras pueden sonar largas, cortas o incluso silenciosas -creando más de una docena de sonidos vocálicos diferentes- en español, sólo hay cinco. Simplemente, cada vocal en el idioma español tiene un solo sonido.

Otro punto interesante es el siguiente: ¿debe el texto traducido borrar todo trazo del idioma original, o, al leerse, deberá evidenciar que es una traducción?

Ante esa pregunta habría que decir que el texto es un todo orgánico, y el deber del traductor es abarcarlo para trasmitirlo en su totalidad. El traductor debe tratar de captar la voz que le habla desde el texto, para trasmitir el ritmo, las modulaciones, el estilo y el tono. Con esto no quiero decir que se debe ser tan literal, es de saber utilizar bien las diferentes técnicas de traducción y para ello, debemos entender bien antes el contexto. Sin contexto, un traductor no es nada. De la misma manera que cuando nos preguntan por la traducción de una palabra sin contexto no podemos responder, también debemos tener en mente el contexto de lo que estamos traduciendo.

La terminología, la terminología, la terminología… debemos respetarla siempre. Es muy importante que el texto además de preciso sea homogéneo. Debemos encontrar siempre el término exacto, es decir su equivalente a la hora que traducimos de un idioma a otro y mantenerlo a lo largo del cuerpo del documento que estamos traduciendo.

El traductor también debe tener cuidado del uso de la voz pasiva muy propia del inglés, y no debe abusar de esta así como hacer un buen uso del gerundio, también muy propio del inglés.

Otro elemento de cuidado son los “falsos amigos”. Este es un error particularmente frecuente en traductores con poca experiencia. Los falsos cognados o falsos amigos son palabras que, debido a similitudes de apariencia y significado, parece guardar parentesco con otra palabra de un idioma diferente, pero que en realidad no comparte su mismo origen etimológico. 1

Hemos visto brevemente que traducir no solo es cuestión de dominar una lengua y otra, se requieren de más habilidades para no cometer el más mínimo error. Un traductor debe ser bilingüe, sí, pero no quiere decir que ser bilingüe convierte a una persona en traductor. Para evitarte contra tiempos, siempre busca los servicios de un traductor profesional o una agencia de traducción.  Por precios competitivos pueden traducir tus documentos en una manera eficiente y garantizándote la calidad deseada.

 

 

https://es.wikipedia.org/wiki/Falso_cognado